SAMUDRA Report

Keyword Search
 
Issue No:38
  • :julio
  • :2004

issue no:38

Los descuidos del pasado pasaron factura. ¿Por qué los
botes salvavidas —siempres escasos— no se habían descolgado
antes de que fueran imperiosamente necesarios?
¿Por qué no se había retirado con regularidad el hielo que
recubría los pescantes y las poleas? Además, la tripulación
no estaba allí. Sus miembros habían quedado atrapados en
la proa del barco cuando las puertas herméticas se cerraron.
Quizá continuaran con vida. Los reclutas de la Armada,
de la División de Adiestramiento, no sabían qué hacer con
los botes salvavidas. Una muchedumbre procedente de la
cubierta superior se iba amontonando en otra de las cubiertas
del barco, la cubierta para tomar el sol. Ahora estaba
revestida de hielo, de modo que la gente resbalaba y se caía
mientras el barco se inclinaba. Algunos ya volaban por la
borda, no había nada a qué aferrarse, y no todos llevaban
chalecos salvavidas. Muchos se tiraban al agua de puro
pánico. Como dentro del barco hacía calor, la mayoría de
los que se abalanzaron hacia la cubierta para tomar el sol
iban demasiado ligeros de ropa para hacer frente a un
choque de temperaturas de 18 grados y a la baja
temperatura del agua. ¿Estaría dos o tres grados más
caliente que el aire? Aun así, saltaban.

de A Paso de Cangrejo, novela de...

Sign up for SAMUDRA Report Table of Contents Alerts