Yemaya

Keyword Search
 
Issue No.46
  • :0973-1172
  • :agosto
  • :2014

La adopción de las Directrices Voluntarias para lograr la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza (Directrices de la PPE) durante el 31º período de sesiones del Comité de Pesca (COFI) de junio de este año marca un hito en la historia de la pesca artesanal. Es un paso importante, aunque llega con gran retraso, hacia el reconocimiento de los derechos de millones de pescadores, y sobre todo pescadoras, que representan la mitad de la mano de obra del sector, y cuyo trabajo no se reconoce ni valora. El desafío consiste ahora en asegurarse de que las Directrices se adaptan al contexto local y que los Estados adoptan las reformas políticas y legislativas necesarias. También consiste en educar y capacitar a las mujeres de la pesca, para que conozcan las ventajas que las Directrices les ofrecen y se organicen para presionar a los Estados.

Sin embargo, conviene también discutir los continuos cambios en la estructura del sector en general y del artesanal en particular. Actualmente, los jóvenes de las comunidades pesqueras tradicionales de todo el mundo abandonan el oficio de sus mayores para buscar otros más lucrativos en otros sitios. La población de las comunidades pesqueras envejece, sus miembros más ancianos se ven obligados a continuar con la pesca y las faenas anexas, como ocurre con la recogida de ostras en Japón, tema del principal artículo de este número. En estas situaciones ¿pueden las leyes responder a las necesidades de los pescadores que envejecen?

ASIA / INDIA

Cuestión de identidad

Por primera vez en la historia, el estado indio de Tamil Nadu expedirá carnés de identidad a las recolectoras de algas del golfo de Mannar, reconociendo así el carácter distintivo de su trabajo


Por Suma Narayanan (icsf.icsf.net), asociada de programas del CIAPA


Las mujeres que recogen algas en el golfo de Mannar, en el estado de Tamil Nadu, en el sur de la India, pronto contarán con carnés de identidad, con los que esperan ver reconocido el carácter distintivo de su trabajo. Tal vez este reconocimiento les permita además acceder a planes de bienestar social previstos para los pescadores. Esperan asimismo que les facilite la vida en sus relaciones con el departamento de asuntos forestales.

El golfo de Mannar, una bahía de aguas someras en la costa oriental de la India, es una zona donde la pesca está prohibida, por haber sido declarada parque nacional en conformidad con la Ley de Protección de la Naturaleza de la India de 1972. El área protegida abarca 560 km² e incluye 21 islas. Las algas proliferan en las aguas poco profundas que rodean a las islas y su recolección no está prohibida, pero la entrada y la extracc