Yemaya

Keyword Search
 
Issue No.44
  • :0973-1172
  • :décembre
  • :2013

En el contexto actual, de un mundo globalizado, con profundas desigualdades y cada vez más cálido, cualquier forma de organización en comunidades marginales plantea un desafío considerable. Máxime cuando se trata de las mujeres de comunidades pesqueras de pequeña escala que no solo se enfrentan a una estructura capitalista que las priva de visibilidad, salarios justos y servicios fundamentales, sino también a los sistemas patriarcales de la pesca, la comunidad y la familia. El proceso de organización resulta difícil y obliga a menudo a tomar compromisos estratégicos.

EUROPA / BÉLGICA

Pendientes de un hilo

La penuria de recursos financieros y humanos amenaza la existencia de redes como AKTEA, que han ayudado enormemente a dar visibilidad a la contribución femenina a la pesca en Europa


Por Katia Frangoudes (Katia.Frangoudes@univ-brest.fr) y Marja Bekendam (Info@hoekman-bekendam.nl), de la red AKTEA


Fundada en 2006, AKTEA es la red europea de organizaciones de mujeres en la pesca. Las organizaciones afiliadas a esta red son variadas: algunas mujeres colaboran con sus maridos pescadores, otras son mariscadoras, otras rederas. Las organizaciones de mujeres pescadoras, gracias a su trabajo incesante, se han transformado en socios importantes del sector pesquero y han conseguido dejar huella en las políticas dedicadas al sector.

Actualmente las pescadoras europeas defienden los aspectos sociales de la pesca, ejerciendo una función importante en la gestión de recursos. Algunas son miembros de los Consejos Consultivos Regionales, asesorando a la Comisión Europea sobre asuntos pesqueros. Las autoridades