Yemaya

Keyword Search
 
Issue No.19
  • :agosto
  • :2005

¡Muchos saludos! Os presentamos este nuevo número de Yemaya en el que prestamos una especial atención a Sudáfrica. Si bien la reciente Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (CMDS) de Johannesburgo defraudó a muchos por diversos motivos, para las comunidades pesqueras tradicionales de la Costa Occidental de Sudáfrica representó una oportunidad única de dar a conocer sus problemas a los medios de comunicación y al público de todo el mundo...

COMENTARIO / TRABAJO

Demasiado angosto

Las mujeres que trabajan para ayudar a sus maridos con sus actividades pesqueras deberían quedar incluidas en el proyecto de convenio de la OIT sobre el trabajo en el sector pesquero.


Cornelie Quist, miembro de VinVis (Países Bajos) y del ICSF-CIAPA, es la autora de este artículo.


El contenido del manifiesto del ICSF-CIAPA pronunciado ante la Conferencia Internacional del Trabajo me satisfizo enormemente. Lo que más me gustó fue su llamamiento a favor de la ampliación de la definición de ‘pescador’. ¿No os parece que dicho concepto también debería abarcar a las «esposas colaboradoras»? Numerosas mujeres que trabajan en la empresa pesquera familiar no tienen más estatuto que el de esposas de pescadores. Su trabajo se percibe como una especie de prolongación de sus actividades domésticas. Por ello, no se les reconoce el derecho de representar la empresa familiar, de formar parte de los consejos de las organizaciones de pescadores o de acogerse a regímenes de seguridad social. Sin embargo, debería primar el principio de igualdad de trato para hombres y mujeres trabajadores autónomos y, como consecuencia, habría q