Yemaya

Keyword Search
 
Issue No.30
  • :0973-1172
  • :marzo
  • :2009

En su intervención ante la 28ª reunión del Comité de Pesca (COFI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Zoila Bustamante, presidenta de la Confederación Nacional de Pesca Artesanal de Chile (CONAPACH) se preguntaba “¿Por qué las mujeres y el género no se mencionan de forma explícita en el Código de Conducta para la Pesca Responsable (CCPR) de la FAO?”. Hablaba en nombre del Foro Mundial de Pueblos Pescadores (WFFP), del Colectivo Internacional de Apoyo al Pescador Artesanal (CIAPA) y del Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria (CIP). Su discurso brindaba apoyo a la propuesta de la sociedad civil, redactada durante un seminario de preparación celebrado en Bangkok y consistente en la incorporación de un capítulo específicamente consagrado a la pesca a pequeña escala en el CCPR (ver Revista SAMUDRA nº 51, p. 7), a fin de tratar los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de las mujeres, los hombres y las comunidades indígenas que la practican. Muchos sostienen que el CCPR recoge ya varias referencias acerca de la necesidad de garantizar la participación de todos los interesados, hombres o mujeres. En su artículo 6.13, por ejemplo, se insta a los Estados a facilitar la consulta y la efectiva participación de la industria, los trabajadores de la pesca, las organizaciones ambientalistas y otras interesadas, en la toma de decisiones con respecto a la elaboración de normas y políticas relacionadas con la ordenación y el desarrollo pesqueros y con el crédito y la ayuda internacionales.

EDITORIAL

En su intervención ante la 28ª reunión del Comité de Pesca (COFI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Zoila Bustamante, presidenta de la Confederación Nacional de Pesca Artesanal de Chile (CONAPACH) se preguntaba “¿Por qué las mujeres y el género no se mencionan de forma explícita en el Código de Conducta para la Pesca Responsable (CCPR) de la FAO?”. Hablaba en nombre del Foro Mundial de Pueblos Pescadores (WFFP), del Colectivo Internacional de Apoyo al Pescador Artesanal (CIAPA) y del Comité Internacional de Planificación para la Soberanía Alimentaria (CIP).

Su discurso brindaba apoyo a la propuesta de la sociedad civil, redactada durante un seminario de preparación celebrado en Bangkok y consistente en la incorporación de un capítulo específicamente consagrado a la pesca a pequeña escala en el CCPR (ver Revista SAMUDRA nº 51, p. 7), a fin de tratar los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de las mujeres, los hombres y las comunidades indígenas que la practican.

Muchos sostienen que el CCPR recoge ya varias referencias acerca de la necesidad de garantizar la participación de todos los interesados, hombres o mujeres.